EL ENGAÑO DEL INDEPENDENTISMO CATALÁN AL PUEBLO SAHARAUI

23.10.2016 / Sombras del desierto

img-20161023-wa0007

Este año, la EUCOCO se va a celebrar en Barcelona, un nuevo movimiento estratégico del Frente Polisario para arrimarse al sol que más calienta, en este caso, el independentismo catalán. Es paradójico comprobar que los responsables del Frente Polisario se despojan de su ideología política cuando se trata de lograr algún apoyo, del tipo que sea. No han tenido reparo alguno en hacer o compartir actos con representantes de cualquier color político, independientemente de que fueran de extrema derecha, nacionalistas, de derechas o de izquierdas, monárquicos, republicanos… En definitiva, con cualquiera que fuera que tendiera una mano hacia la reivindicación de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

Pero ¿dónde está el límite de las renuncias que se puede permitir hacer el Frente Polisario sin caer en la incongruencia con su propio discurso político? Los partidos independentistas catalanes y vascos son su gran apoyo, pero con grandes diferencias. En Cataluña, estos partidos apuestan por la independencia para los catalanes y exigen la autonomía para los saharauis… O peor, se financia desde el Parlamento de Cataluña la mayor acción de autobombo pro-polusario, la EUCOCO, y se fijan audiencias para recibir al presidente de la RASD, Brahim Ghali, como si reconocieran este estado fantasma autoproclamado por el Frente Polisario, cuando en realidad esos mismos partidos, impulsados por ERC (Esquerra Republicana de Cataluña), lideran una propuesta no de ley para que España regule la nacionalidad para los saharauis.

¿En qué quedamos? ¿Se apuesta por la independencia del pueblo saharaui o prefieren convertirlos en españoles a todos? Quizá nadie haya pensado que, si los saharauis de los campamentos optaran por la nacionalidad española, el rollo “refugiados” concluiría y, con ello, el chorreo de millones de ayuda humanitaria y de cooperación al desarrollo que se otorga cada año. También se acabaría la bicoca de vivir en territorio prestado por Argelia, porque siendo españoles, desaparecería la pertinencia de mantener campamentos de “refugiados”.

Quedaría también en nada el fallido intento de que la saharaui fuera considerada como nacionalidad, pese a los intentos del Frente Polisario por lograr su reconocimiento. ¿Por qué se ponen tan contentos con la opción de ser españoles si no paran de insistir en que somos una sociedad infiel y podrida de vicios, cuyo Gobierno les abandonó a su suerte? España no reconoce a la RASD, ni la pretende reconocer. Los saharauis que se encuentran en el Sahara Occidental bajo control marroquí cuentan con esta nacionalidad, aunque no les guste, pero les reconoce internacionalmente como ciudadanos de un Estado legitimado. Sin embargo, los saharauis que se concentran en los campamentos de Tinduf, en Argelia, no cuentan con nacionalidad argelina ni son portadores de la tarjeta de refugiados, condición que les niega el Frente Polisario al convertirlos por decreto en “ciudadanos de la RASD”.

Hablan confusos de una inexistente “doble nacionalidad”. No la hay. Hoy por hoy, los saharauis no son ciudadanos de nada, planean en un limbo jurídico que permite que obtengan la condición legal de apátridas. Eso son, apátridas.

Por eso, es un engaño que hagan creer que el mantenimiento de reuniones con miembros del Intergrupo a favor del Sahara del Parlamento Catalán puedan equipararse a unos encuentros oficiales con grupos parlamentarios que no van a tener lugar. Esto es como pretender vender que el encuentro con soldados rasos incluye de manera tácita a los mandos militares del Cuartel General del Ejército. Y menos aún cuando los soldados dicen apoyar la independencia del Sahara Occidental y sus mandos defienden la integración plena en España como ciudadanos de pleno derecho.

Un galimatías que sólo pretende confundir y mantener una imagen de concordancia de ideales, aunque las cosas en realidad sean diametralmente distintas.

Tanto engaño… ¿Cómo creer algo? Si el pueblo saharaui lucha por un referéndum de autodeterminación para la independencia, mientras sigue nombrando como potencia administradora a España, ¿cómo se explica que se quieran independizar con respecto a Marruecos y no a España? ¿Por qué parece que el Sahara Occidental se circunscribe al denominado “territorio ocupado por Marruecos” y elimine del mapa el territorio ocupado por el Frente Polisario, que tampoco tiene soberanía alguna reconocida sobre el “territorio liberado” del Sahara Occidental?

Si se mira desde un prisma elevado, el Frente Polisario es el único beneficiado de este esquizofrénico crucigrama de mentiras e intereses en que se ha convertido la causa saharaui. Y ahora, por si fuera poco, llegan los catalanes que no quieren ser españoles para exigir la nacionalidad española para otros que sólo quieren ser saharauis. Una nueva Torre de Babel, donde no hay quien se aclare, en la que de la confusión reinante hay quien se llena los bolsillos.

Anuncios

2 comentarios sobre “EL ENGAÑO DEL INDEPENDENTISMO CATALÁN AL PUEBLO SAHARAUI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s